LEGISLADORES SUREÑOS Y RENDICIÓN DE CUENTAS


Por Virgilio Gautreaux P.

Introducción
Conforme a la Constitución Dominicana aprobada en el año 2010, le corresponde a nuestros delegados ante el Congreso Nacional (Senadores y Diputados), rendir un informe cada año  de su gestión, la cual debe concentrarse en defender los mejores intereses de nuestro Sur, pues para eso los llevamos a ocupar tan elevada posición.


La Constitución es clara en cuanto a cuáles son las atribuciones principales de un legislador. También, la representatividad marca con precisión las provincias que están representadas en las dos cámaras en que se divide el Congreso Nacional. Por tanto, está implícito que los congresistas son una especie de “embajadores” de cada una de nuestras localidades, con el mandato de que  en cada iniciativa que sea posible, incluyan la demarcación que representan.


Hay por supuesto un montón de planes, programas y proyectos que son de alcance nacional o que por sus características, son “indivisibles”.  No se trata tampoco de que un legislador se haga el necio pidiendo todo el tiempo que le “tiren algo” a su provincia, pues se convertiría el palacio del congreso, en una verdadera gallera.


De lo que se trata en este caso, es que l@s 28 legislador@s que conforman las provincias de Barahona, Azua, San Juan de la Maguana, Pedernales, Elías Piña, Bahoruco e Independencia, se integren en un bloque monolítico en defensa intransigente de nuestro Sur. Desconozco si alguno de es@s legislador@s durante su campaña elaboró un programa a desarrollar durante sus 6 años de ejercicio. En caso de que algún@ lo haya formulado, sería muy interesante compararlo con el informe-que de acuerdo a la Constitución-debe entregar a su demarcación.


He visto en el pasado algunos informes de legisladores y dichos reportes recopilan un listado de la agenda temática de la cámara donde están ubicados. En otros casos, se incluye un listado de las cosas por las cuales dichos legisladores han votado. Ha habido casos de algunos legisladores que cuentan con buenos relacionistas públicos, pero en lo que se refiere a luchar por llevar proyectos desarrollistas al Sur, sacan malas notas.


Nuestro Sur conforma  la región más pobre del país. Sufre la marginalidad y el descuido del Estado. Ya no hay casi promesas que hacerle, pues ya se las han ofrecido todas, sin embargo la situación empeora. El sur seco, se ahoga por aguas que vienen de arriba, de abajo y del medio. Ni el Indrhi, ni Obras Públicas, ni el Gobierno Central, “le encuentran” solución a los problemas que nos agobian.


Mientras para los funcionarios que lo controlan todo en la capital, el Sur no existe, un millón 300 mil dominicanos que habitan esas siete provincias, se hunden cada vez más en la miseria, la desesperanza y el abandono. No es posible que ninguno de nuestros legisladores proponga que se interpele a los funcionarios de Zona Franca, el BANRESERVAS, de PROMIPYME, de Pro-industria o del Fonper, para que expliquen porque “se olvidan” del Sur cada vez que se reúnen con potenciales inversionistas o cuando elaboran sus programas de desarrollo.

Los legisladores de Barahona, Independencia y Bahoruco deben indagar qué está haciendo la inmobiliaria del CEA con las cuantiosas tierras y solares que pertenecen patrimonialmente a esas tres provincias. Puede ser que los “planes inmobiliarios” de los que dirigen el CEA en la capital, sean contrarios a nuestros programas de desarrollo turísticos, agropecuarios, ambientales o urbanos. Esas tierras son de nuestra propiedad, no de funcionarios que temporalmente ocupan un puesto y creen que las heredaron. Nadie sabe qué está pasando con este patrimonio colectivo de las tres provincias.



Hay terrenos con vocación turística frente a la bahía de Neyba, cuya situación debe estar  bien clara. Nadie puede regalar lo que no es suyo. Hay muchos filibusteros inmobiliarios dispuestos a saquearlo todo y a trancar juegos “para negociarâ
.
En la ciudad de Barahona una importante iniciativa cultural está paralizada por este motivo.


En lo que estas cosas se ventilan, sería bueno saber cuándo, dónde y cómo podremos l@s ciudadan@s los ciudadanos  del Sur,  leer los informes del primer año de gestión de  los legisladores sureños.

Imagino que las llamadas “oficina políticas” de nuestros 28 congresistas deben disponer de  amplios listados de necesidades “macroeconómicas” de  progreso de la gente. Nos referimos obviamente a iniciativas desarrollistas que se traducen en empleos productivos, aumento de la producción, desarrollo del clústers de exportación, infraestructuras y vastos programas vitales para mejorar la situación de la salud, la educación y la vivienda. Con esos listados debieran motivarse a luchar para hacerlos realidad. Ojalá así fuera pues legisladores de otras demarcaciones, ya lo están haciendo.



Cuando decimos que las funciones de los legisladores está bien escrita en la Constitución y en el Reglamento Orgánico de cada Cámara, partimos de que las mejores energías de un legislador deben estar concentradas en el progreso de la colectividad que representa. Nada debe distraerlo de sus elevadas funciones. Al Congreso Nacional no se va para repartir juguetes. Tampoco estufas ni mochilas. Pero mucho menos pollo, pica-pica y aceite. De eso se ocupan otras dependencias del gobierno. Si los legisladores no se hubieran convertido en “Padres Billinis”, con dádivas por doquier, sus oficinas fueran hoy una importante fuente para calibrar las ansias desarrollistas de nuestros pueblos.

Los legisladores deben cerrar sus “industrias de la piedad” y dedicarse a tratar los reales problemas que nos asfixian. Deben entregar sus ambulancias a Salud Pública. Sus carros funerarios a Savica. Sus camiones cisternas a INAPA. Sus almacenes a las iglesias. Sus camiones de Basura a los ayuntamientos. Basta ya !!!!!!!!



En este mes de Agosto se comienza a formular el Proyecto de presupuesto del 2012. Hay cuchumil problemas en nuestro Sur. Reúnanse, para que una vez más no nos “hagan coca” los legisladores del Cibao y los hoteleros del Este, Nordeste y Norte, los cuales todos los años, se nos comen los caramelitos. Si hubiera un verdadero  y sólido bloque de legisladores sureños(el G-28), otro gallo cantaría.

Parece que ningún@ de nuestr@s legislador@s aspira algún día a la Presidencia de la República.
Anuncios

One Comment

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.