En vez de dividirnos, debemos estar unidos

Fuente Ecos del Sur

POR RAMON LOPEZ YNOA.
En un comentario que publicamos hace ya varias semanas dijimos que quienes están en estos momentos dirigiendo la campaña pro-rescate de la Playa LasSaladillas debieran cuidar en no convertir esta lucha en una actividad político-partidista que pudiera empañar la legitimidad y la representatividad que ha concitado en los barahoneros los más sanos propósitos de que esta franja costero-marina vuelva a ser usufructuada por el público.

Sin embargo, sólo tuvo que darse la segunda marcha para que ocurriera lo que no debió suceder. Lo peor es que hay quienes defienden que se haya desvirtuado el movimiento.

El comunicador barahonero, David Ramírez, restó hoy importancia al hecho de que la lucha por el rescate de la playa Las Saladillas se haya politizado provocando que un segmento importante del movimiento se haya retirado del mismo.

“Así son las luchas populares y el que no la conoce, que se acostumbre o se aparte”, dijo Ramírez.

Entendemos que esa no debería ser la posición frente a la desnaturalización del movimiento que se inició como un reclamo de la colectividad barahonera y que hoy luce partidarizado. El éxito de los reclamos populares se encuentra en la conjunción de las voluntades de todos y de todas.

No quisiéramos pensar que la nota discordante que empañó la marcha de este 3 de julio fuera puesta ex profeso para que sacar de la misma a los presentes de la línea gubernamental. No, no queremos pensarlo.

De todas maneras, estamos a tiempo de enderezar lo que se haya torcido y que todos y todas, unidos y de buena fe, nos encontremos en la próxima actividad programada dentro del plan de lucha para que la playa Las Saladillas vuelva a ser de los barahoneros y de las barahoneras

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.