Una maestra de generaciones





Periodico Hoy de fecha 5/4/2010




Francisca Ramírez vda. Gómez. Su trayectoria es reconocida por su pueblo
Reconocida por su vocación magisterial y por su entrega a nobles causas, transita por la vida satisfecha y cuando cumplió 70 años de edad dio riendas sueltas a una secreta pasión por la pintura, incursionando en la escuela particular de un reconocido profesional de las artes plásticas, y ahora, para coronar una cadena de reconocimientos y tributos, es designada por su pueblo: Reina del Carnaval Barahona, 2010. Actividad de orden recreativo-cultural que tendrá lugar del 9 al 11 de abril en el malecón barahonero.
Francisca Ramírez Vda. Gómez, conocida entre su alumnado y su familia como la profesora Pirula, se inició como maestra en 1956 en el Central Barahona, a pocos kilómetros de la ciudad, luego pasa a ejercer su misión educativa en una escuela barrial de la ciudad, para luego fundar una escuela hogar próximo a su residencia con una apretada matrícula de unos setenta niños.
Con el tiempo se incorporó a la docencia en la zona rural de su provincia y agota numerosos períodos escolares en Charco Colorao, La Guázara y la costera sección Bahoruco; retorna a la ciudad y se integra a las escuelas primarias “Leonor Feltz”, “María Trinidad Sánchez” y “Cristo Rey”. Tiempo después llega al liceo secundario “Dr. Federico Henríquez y Carvajal”, allí realiza la doble labor de docente y orientadora escolar.
En el año 1976 figuró entre los maestros fundadores de la Escuela Nacional de Sordomudos, Inc., extensión número 3, poniendo en práctica sus estudios especializados realizados en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), donde había obtenido antes el título de licenciada en Ciencias de la Educación, mención Pedagogía.
La profesora Ramírez participó en numerosos cursos, seminarios, jornadas y conferencias auspiciados por las universidades Autónoma de Santo Domingo (UASD), Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y la de Puerto Rico, así como por otras entidades nacionales
Trabajo Social.  En coordinación con la parroquia Santa Cruz, doña Pirula, como le dicen familiarmente,  realizó una intensa labor con los niños de la calle, principalmente limpiabotas.

Satisfacción
Su orgullo
Sin ocultar su orgullo la profesora, Francisca Ramírez expresa que “a mis 74 años cumplidos, tengo la satisfacción de haber logrado la paz que otorga haber procreado 8 hijos, con quien fuera mi esposo Lucas Gómez, fallecido, José Manuel, técnico; Wilson, abogado; Albania, comunicadora; Ludys, profesora; Lucas, médico-ginecólogo; Ramona, Psicóloga; José Enrique, abogado; y, Sandra, profesora”. Agrega que “he podido cultivar una hoja de servicio que cuidé con esmero, sigo sirviendo a la comunidad donde resido en esta capital, soy parte de la junta de residentes y dedico el tiempo a las tareas del hogar, siendo mi pasatiempo, desde que cumplí 70 años de edad, la pintura”.
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.