Desesperación Política

Fuente: Cristal y Colores.com
Por Ana Pereyra

–E’to se fuñó…ahora es que nos van a llevar al “mismísimo” “infierno, con tantos oportunistas “enganchaos” a políticos.

–Doña Lola ¿que le pasa? ¿y ahora cuál es su quejadera?

–Na, que ahora los políticos quieren ser cantantes y los cantantes ser políticos, e’ que to’ el mundo andan como manga por hombro y se olvidan que zapatero a su zapato.

–Doña Lola, todavía estoy sin entender cuál es el problema. ¿Por que la queja?

–Pero m’ijija ¿y tu no has leído la prensa? ¿Tu no has visto cómo muchas figuras publicas que ni son ni saben un” cojon” de política, están postulándose para diversos puestos congresuales.

–Ah! Ya sé por dónde usted viene. Vi algo y entiendo su lamento porque tanto usted como la mayoría del pueblo dominicano se ha quedado “boquiabierto” con tantas figuras publicas “metidas” a políticos partidistas y lo que es peor, optando por candidaturas para las próximas elecciones congresionales y municipales.

–Yo sé (continúa Doña Lola) que los políticos son to’ unos sinvergüenzas y corruptos, que se olvidan de sus promesas de campaña tan pronto se “trepan” en el poder, pero ahora la cosa raya en lo increíble, en la desesperación, los partidos están agarrando a quien sea para que se postule en esta contienda. Siempre he ejercido mi derecho al voto, pero en esta ocasión y de seguir ese desbembramiento y desesperación entre los partidos, no vale la pena. Ellos no van a solucionar los problemas del pueblo.

–Doña Lola, le aconsejo que ejerza su derecho, para que nadie elija por usted, para que tengas voz y voto, y escoja entre los menos malos, los menos ambiciosos, los menos corruptos.

–Es difícil, porque entre ellos mismos existe desconfianza. Estos políticos parecen comparsas. Viven con un tira y jala, por cualquier “quítame” esta paja se cambian de partido, para ellos es mas importarte llegar al cargo para su bienestar que el del país. En mi caminar por la vida, son muchas las cosas que he visto y vivido. Creo sin temor a equivocarme, que los políticos de este tiempo son los mas malos, mas corruptos, los mas sinvergüenzas, lo que menos conciencia tienen, los que llegan pobres y salen del poder con grandes fortunas.

–Doña Lola siento un sabor amargo en sus palabras.

–No es amargura, es descontento, desilusión, falta de esperanza, me gustaría ver mi país bien, sin problemas energéticos, que la canasta familiar este al alcance de todos, que los funcionarios no saqueen el erario publico, que la justicia mida a todos con la misma vara, que se termine el nepotismo, los informes a media, en fin, son tantas las cosas buenas que me gustaría para mi tierra y que mi cansado cuerpo tal vez no verá.

–Doña Lola, qué fúnebre se puso.

–M’ jija, es la realidad…si las cosas siguen como van seguiremos muertos en vida.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.