Instalar un astillero para el desguace de barcos sería otro crimen ecológico y ambiental en Barahona

 
El puerto y el Cayo tienen un gran potencial turístico.
Foto: Héctor Cuello/elbarahonero.net

 Fuente: Campesinodigital.com

Por: David Ramírez.

Los barahoneros estamos presenciando una agresiva campaña de relaciones públicas en algunos medios escritos y radiales de Barahona por parte de La compañía M & D (para esta campaña se valen de periodistas o comunicadores qué parecen desconocer la realidad de su pueblo), con el propósito de ganar apoyo para instalar en uno de los puertos de esta ciudad un astillero para reparar barcos y barcazas.

A favor de la instalación de este astilleros han salido “padres de familia”, también supuestos «sindicatos» que nadie conoce, un pastor evangélico que vive metiéndose en las cosas mundanas y algunos políticos del patio conocidos por sus escandalosos casos de corrupción.

La compañía M & D ha querido venderle a la población de Barahona que este astillero generará «progreso y desarrollo” para Villa Central y toda la provincia.

Según la compañía M & D, este astillero sería construido sólo para reparar y pintar barcos.

Existen voces de ecologistas, muy serios y respetados, que han denunciado que este proyecto no será exclusivamente para reparar barcos. Para los ecologistas locales, este astillero se dedicará también a limpiar los tanques de barcos y desmantelar barcos viejos, llamados comúnmente “chatarras”.

Los dirigentes ecologistas alegan que el daño que causaría este astillero al medio ambiente y al ecosistema de Barahona sería irreparable y su costo al turismo, enorme.

Si es cierto lo que dicen los ecologistas locales, este astillero lo único que puede dejarles a los moradores de Villa Central es más miseria y contaminación ambiental.

Para nadie es un secreto que los astilleros ocasionan graves daños al ecosistema marítimo si no son bien regulados y vigilados por los organismos encargados de preservar el medio ambiente, por ejemplo, cuando se limpia o se reparan barcos generalmente se derraman al mar grandes cantidades de aceite, poderosos disolventes, sustancias químicas y otros contaminantes.

Una situación como esa sin ningún tipo de supervisión conduciría a la contaminación irreparable de las playas que bordean todo el malecón de la ciudad (ya contaminadas de heces fecales que desembocan del río Birán) también arruinaría la pesca en la zona, que sigue siendo todavía la única fuente de subsistencia para mucha familia de Barahona, principalmente de Villa Central.

El desguazamiento de “barco chatarra” consiste en «desarmarlo para aprovechar las diversas piezas de la embarcación y venderla como metal. El desguace de barcos viejos es un verdadero foco de contaminación para el medio ambiente y la ecología,basta con observar el desguazado de barcos que existe en la rivera del río Isabela en Santo Domingo (debajo del puente de la antigua Cementera), es un desastre ecológico para el rió y toda la zona.

Si la compañía M & D pretende usar el puerto y sus alrededores para ‘desguazar barcos viejos’ como dicen algunos dirigentes ecologistas locales, sería un crimen ecológico, por lo tanto, la Secretaría de Medio Ambiente nunca debería permitir su instalación.



Un astillero sería un foco de contaminación terrible para la zona del puerto y el Cayo de Barahona

Convertir esa zona del puerto y el Cayo en depósito de fierro viejo o desecho de metales pondría en riesgos la salud de toda la población de Villa Central, especialmente a los más vulnerables, que son los niños y ancianos.

Según el ejecutivo de la compañía M & D, el señor Carlos Díaz, este astillero generaría de 200 a 300 empleos, lo cual es una cantidad insignificante, además del daño ecológico que podría ocasionar convertir esa zona en deposito de metales viejos, lo que sería muy costoso para el medio ambiente.

Ya sabemos que los obreros de los astilleros instalados en las calderas de Bani, San Pedro de Macorís o en Puerto Plata trabajan en condiciones degradantes y cobrando sueldo de miseria. Además, se corre el riesgo (en vista de la gran cantidad de haitianos ilegales en Villa Central) que la parte más «dura» del trabajo, que es el desguace de barcos, podría ser realizada por haitianos ilegales.

En vista de que en este país la corrupción campea en todos los estamentos del Estado Dominicano y donde muchas empresas no respetan las leyes ambientales valiéndose de «sobornos», por más que la compañía M & D quiera mostrarnos bellas imágenes de su proyecto, no existen garantizarías plenas de que vaya a cumplir con todas las normas de calidad ISO 9000 , ni que este astillero funcionará respetando las leyes ambientales nacionales e internacionales..

En el pasado, a los barahoneros nos han presentado bellos proyectos que, una vez instalados, se han convertido en desastres ecológicos y ambientales para la provincia.

Hace mucho tiempo nos vendieron la idea de que el proyecto de una zona franca generaría muchos empleos y progreso.

La zona franca ha sido un fracaso, no ha generado los empleos prometidos, los salarios son muy bajos y algunas empresas coreanas instaladas en esa zona se han dedicado a verter miles de galones de agua tóxica en la zona Bahía de Neiba lo que ha extinguido por completo el estuario natural de manatíes que databa desde la época precolombina, afectando de paso toda la vida marina de la costa de Barahona.

Es cierto que en Barahona el desempleo es bastante elev
ado, pero este astillero no resolverá el problema, existen otras soluciones.

El puerto junto al Cayo de Barahona son zonas ideales para un puerto turístico y una marina deportiva.

La persona que ha recorrido todo los pueblos del Sur sabe que sólo Barahona posee el malecón más grande y precioso de todo el Sur.

Cómo el malecón de Barahona no hay otro en toda la región del Sur.

Es bien sabido que esa zona del puerto donde quieren instalar este astillero tiene un gran potencial turístico.

Hemos escuchado a empresarios y expertos en el área turística asegurar que esa zona del puerto junto con el Cayo podrían ser los sitios ideales para la construcción de un puerto turístico que reciba cruceros y una marina deportiva para la náutica de recreo.

La construcción de estos dos proyectos daría a Barahona el impulso turístico que necesita.

Un puerto turístico para cruceros y una moderna marina deportiva en el Cayo de Barahona darían un nuevo rostro a Villa Central y elevaría nuestro potencial turístico

El puerto y el Cayo tienen un gran potencial turístico.
Foto: Héctor Cuello/elbarahonero.net

La marina deportiva y el puerto turístico sería uno de los mayores aportes a la economía de la provincia, porque transformaría todo el malecón de Barahona en una autentica zona comercial con posibilidad de edificar hoteles y bellos edificios residenciales, lo cual a su vez generaría miles de empleos para todos los moradores de Villa Central.

La construcción de estos dos proyectos haría de Villa Central la zona turística más bella y económicamente más activa no sólo de Barahona, sino de la región Sur.


Y mejor aún. Si la construcción del puerto turístico y la marina deportiva estuviese acompañada de un centro de convenciones internacionales, estoy seguro que posicionaría a Villa Central de Barahona como uno de los mejores centros de recreo y turismo de crucero en todo el Caribe.

Estamos completamente seguros que un astillero no mejorara el estándar de vida de los barahoneros como lo haría estos mencionados proyectos.

Entonces ¿Por qué desperdiciar este potencial turístico con un astillero?

Además, existen muchos lugares fuera de Barahona donde se puede instalar este astillero.

Los otros crímenes ecológicos y ambientales: los depósitos de CEMEX y Khoury Industrial en el otro puerto atentan contra el turismo y el medio ambiente.

Nuestros puertos y el malecón ya no soportan más daños ambientales y ecológicos.

Hace años que una zona del puerto ha sido utilizada como depósito de yeso y ahora como un depósito de materiales de construcción.

En el puerto de Barahona se encuentran dos de las empresas más contaminantes de la ciudad; Cemex y Khoury Industrial.

El polvillo de yeso que esparce CEMEX por la ciudad ha tenido un impacto terrible sobre el medio ambiente y el turismo, además ha causado graves enfermedades respiratorias y de la piel a los habitantes de la ciudad.

El enorme depósito de grava, arena y otros materiales de construcción que tiene instalado Khoury Industrial, está proyectando un panorama de suciedad y arrabalización en el entorno del malecón.

Estas dos empresas con sus depósitos están ahuyentado a los turistas de nuestro bello malecón y de paso creando una mala imagen de nuestra ciudad en el exterior.

La presencia de Cemex y Khoury industrial en el malecón ha llevado a muchos inversores a reconsiderar o cancelar beneficiosos proyectos turísticos que pretendían establecer en esa zona.

Estas empresas deben ser desalojadas y reubicadas en otro lugar por la Secretaría de Medio Ambiente, su presencia altera la limpieza y el orden en esa zona del malecón, además atentan contra la consolidación del turismo en nuestra provincia.

Conclusión.

Sólo faltan buenos inversionistas privados que pongan sus ojos en esa zona del puerto y del Cayo de Barahona, también la voluntad de nuestros legisladores y las autoridades locales para que este proyecto pueda encaminarse por buen rumbo.

Un astillero que desguace y limpie tanques de barcos terminaría por arruinar toda la zona del puerto y el Cayo de Barahona.

Los barahoneros debemos cambiar la vieja mentalidad del “Barahona industrializado”, eso ya no es posible en estos tiempos.


El turismo es el futuro y tenemos todos los recursos naturales necesarios para convertir a Barahona en el polo turístico más importante del Caribe.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.